Historia

Situado en las estribaciones de Sierra Arana, sobre un suelo formado por calizas y margas originado por un mar que cubrió esta zona durante el terciario, este municipio ha estado habitado desde el Paleolítico Inferior, la Edad del Bronce y el Neolítico. La existencia de fértiles tierras al borde de los ríos y de yacimientos de hierro y cobre, favorecieron la presencia humana a través de los años.

 

Darro cuenta con diferentes yacimientos arqueológicos donde se han encontrado piezas de gran valor e importancia histórica, sin embargo hay que destacar la Cueva Horá, en la que, según expertos arqueólogos, se ha demostrado la presencia del hombre neanderthalense y el asentamiento de la cultura musteriense. Además, en ella se han encontrado utensilios de sílex y huesos de fauna variada, como ciervos, tortugas e, incluso, rinocerontes.


Darro ha sido conocido a lo largo de su historia como Harat Darro y Hadarro. Durante la época árabe no fue una población de gran relevancia y tras la conquista cristiana sufrió la expulsión de sus moriscos y la posterior repoblación con colonos de otras regiones.

 

En el siglo XVIII, el marqués de Ariza donó los terrenos donde se asienta su iglesia parroquial. De esta forma pasó a ser benefactor del pueblo.

 

Gastronomía

Si nos remontamos a los años 60 y 70, las comidas más tradicionales de nuestro pueblo eran las gachas de harina de maíz o de trigo, las patatas a lo pobre, los tallarines, las ensaladas de pimientos asados, el alimoje, la careta de cerdo el día de San Antón, los hormigos, la cebolla frita con sadura y el arroz con habichuelas entre otras.

También era muy habitual comer legumbres de todo tipo como: el potaje de lentejas, el potaje de judías y pimiento tostado o el cocido de garbanzos. Por otro lado, la tradicional matanza de cerdos, incluía reuniones familiares y de amigos para disfrutar de unas buenas chicharras y unas morcillas recién sacadas de la caldera, mientras acompañaban la comida con villancicos (ya que la matanza suele ser en torno a Navidad) cantados por personas de todas las edades.

Nuestros hábitos alimenticios han cambiado mucho, sin embargo, estas comidas siguen preparándose mucho por nuestros vecinos, especialmente por las mujeres de mayor edad del pueblo.

A día de hoy, destacan los embutidos, el cordero, las tortas de pringue y los roscos de huevo.
Además, Darro forma parte de la zona de producción de un producto que sobresale por su calidad: el Aceite de Oliva Virgen Extra, y que se comercializa con la etiqueta de calidad de la Denominación de Origen «Montes de Granada».

IMG_6213.jpg
darro.png
  • Blanco Icono de Instagram
  • Blanca Facebook Icono
  • Twitter Icono blanco